Re-creating the Tour of Britain

Recrear la Vuelta a Gran Bretaña

Stoke 1

Una etapa de la Vuelta a Gran Bretaña casi acaba con Sam Haddad, de la revista Cooler, mientras intenta acabar la ruta bajo la lluvia de Staffordshire.

Ruta: Dirígete a la ciudad de Stoke y cruza la autopista M6. Después, dirígete en dirección al sur por Swynnerton hasta Eccleshall y, después, hacia el este, a través de la bonita ciudad de mercado de Stone. La ruta sigue a través del valle de Trent hacia Sandon, antes de dirigirse en dirección al este y bordear Uttoxeter. El ascenso, entonces, empieza a hacerse más marcado a medida que atraviesas los asombrosos páramos de Staffordshire y especialmente duro es el ascenso de Gun Hill, justo después del embalse de Tittesworth. Entonces, vuelves hacia Stoke pasando por el embalse de Rudyard y cruzando el valle de Churnet cerca de Cheddleton.

Distancia en millas: 90 millas

Nivel de dificultad: Duro

Ruta obligada: El embalse de Tittesworth es el lugar perfecto para hacer una parada y disfrutar del agua y de las aves, antes de empezar la batalla de Gun Hill.

Stoke 2

“¿Somos los últimos?”, me pregunta mi buena amiga y colega, sin aparente preocupación. Me está acompañando en esta carrera solidaria de 145 km (yes 145km!) ‘Pro Tour Ride’ es una carrera donde corredores profesionales y jugadores mal informados, como nosotras, pueden vivir una etapa real de la Vuelta a Gran Bretaña.

Creo que íbamos demasiado confiadas. La suave salida desde Stoke-on-Trent, que habíamos superado esa mañana, nos parecía a un mundo de distancia. Ya sé que no era la única que se preguntaba por qué no nos habíamos decantado por la ruta más corta y familiar que mi amiga había sugerido.

Aunque habíamos tenido buen ánimo desde el desayuno, que el Premier Inn de Trentham Gardens nos había preparado, abriendo la cocina antes de tiempo para asegurarse de que cargábamos bien las pilas para todo el día con plátanos y crema de avena. (También nos dejaron que guardáramos las bicis en la habitación, lo que fue de agradecer, ya que habíamos alquilado dos bicis de carretera muy caras y no nos habíamos acordado de asegurarlas).

Después de bajar la colina a todo correr, llegamos al embalse de Tittesworth, nos derrumbamos como estrellas de mar y tragamos lo que quedaba de nuestros sándwiches, galletas de avena y bebida energética antes de obligarnos a seguir adelante y hacia arriba, a pesar de que teníamos las piernas destrozadas y había empezado a llover.

Stoke 3

La subida a Gun Hill está entre las subidas más duras que he hecho. Parece ser que una vez hizo llorar a Mark Cavendish y yo soy tan tonta que no lleva el calzado adecuado, porque no me gustan las zapatillas de calas. Hacemos un esfuerzo y la última parte de la ruta pasa como en una especie de sueño semi-alucinatorio pero sorprendentemente placentero.

Los últimos pedaleos nos permiten pasar por la preciosa finca de Wedgwood hasta llegar a la meta, y recogemos nuestras medallas en medio de una lluvia torrencial. No éramos las últimas, pero estábamos cerca de la cola y, cuando llegamos, los organizadores ya estaban recogiendo las lonas y preparándose para irse.

A pesar de la lluvia y de que nos destrozamos las piernas, se convirtió en el último verano que las dos habíamos pasado sin los niños, así que estoy muy contenta y agradecida de haber asumido este reto por los preciosos paisajes campestres de Staffordshire. Y, al menos para nosotras, habíamos ganado.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software